“El TDAH no existe y la medicación no es un tratamiento, sino un dopaje”